martes, 26 de agosto de 2014

Libélulas y caballitos del diablo: acariciando cuentos y leyendas.

Es uno de los caballitos del diablo de mayor tamaño que podemos encontrar en el País Vasco. El nombre de este odonato, perteneciente al suborden de los zigópteros es: Calopteryx virgo meridionalis Séys 1873.
 photo caballitodeldiablo069_zpsab10bd7b.jpg
Con un tamaño aproximado de 5 cm, presenta un gran dismorfismo sexual. Las fotos son de una hembra.
Su hábitat preferido es el de aguas corrientes, riachuelos y ríos bien oxigenados.
Las fotos fueron obtenidas este domingo en el río Altube.
 photo caballitodeldiablo065_zpsfcceb02b.jpg
Las alas de los machos son de color azul oscuro, casi negro, salvo en su base que son transparentes. En las hembras son de tonos marrones dorados, más claras por nuestras latitudes.
Los individuos inmaduros, machos y hembras, tienen gran semejanza.
Photobucket
Las larvas se desarrollan durante dos años. Los machos adultos son muy territoriales y las hembras, frecuentemente se agrupan. Esta especie posee un cortejo muy llamativo, que se prolonga también tras la cópula (durante unos 30 segundos) durante la puesta, con una actitud de protección y estimulación por parte del macho hacía la hembra. Los machos muestran su captóforo elevando y curvando su abdomen, también aletean lentamente, en vuelo o posados, para llamar la atención a las hembras u otros machos. 
En la península Ibérica habita la subespecie meridionalis.  
Extraído del libro: "Libélulas de Bizkaia" de Iñaki Mezquita Aranburu.
 photo caballitodeldiablo055_zps4cfaed77.jpg
Su periodo de vuelo es de finales de mayo a septiembre. Siendo su estatus cada vez más escaso.

CUENTOS Y LEYENDAS RELATIVOS A LAS LIBÉLULAS Y CABALLITOS DEL DIABLO. 

COMO CONSEGUIR QUE SE POSEN EN LA MANO.


Hay bastantes leyendas y cuentos en diversos países sobre estos insectos,  en algunas no distinguen entre zigópteros (caballitos del diablo) y anisópteros (libélulas) , en otras sí se hace patente la diferencia.

- Hay una historia que nos habla de los orígenes de las alas de las libélulas. 
En un principio las libélulas no tenían alas y por lo tanto no podían volar, encontrándose apenada por dicha circunstancia, un buen día una libélula fue donde el Creador con la intención de poder tener unas alas hermosas.
El Creador del dólar pena que pesaba sobre la libélula decidió concederle unas hermosas áreas. Estas eran realmente bonitas y maravillosas que le permitían a la libélula efectuar unos acrobáticos vuelos. Hasta el punto que una envidiosa mariposa intento poseer las aras de la libélula sin conseguirlo.
La libélula pese a esas maravillosas alas persistió en su humildad y que era la misma que la que tenía cuando acudió al Creador, por ello este le concedió definitivamente las alas.

Que un insecto se pose sobre nosotros no tiene nada de particular. Pensemos en una mosca: se posa cuando quiere. La cuestión es que ello se produzca cuando nosotros deseemos y no dejarlo a la voluntad o casualidad del odonato. 
Es de perogrullo, pero lo primero es ver al insecto. Una vez localizado se esperará a que se pose en la vegetación.
 photo caballitodeldiablo072_zps332a0c4d.jpg
A continuación los movimientos que hagamos para acercarnos serán lentos y armoniosos. Sin prisas nos ganaremos su confianza y máxime considerando  que sus ojos pueden tener más de 30.000 facetas, lo que unido a la increíble movilidad de su cabeza hace que nada escape a su atención.
Para seguidamente  invitarle que pase de la ramita en la que esté posada a nuestra mano o dedo. Es la fase más delicada ya que ha de hacerse son suma suavidad y delicadeza de movimientos.


-Hay un cuento peruano que fija el origen del caballito del diablo. Se dice que en un pueblo tranquilo apareció un joven muy charlatán. Cuando en el mismo le preguntaban sobre su procedencia, contestaba que era pariente del diablo. Verdaderamente en el pueblo su labor era como la de la mala hierba: engañaba a la gente, levantaba falsos testimonios, y ponía a unos contra otros. Convirtiéndose el apacible pueblo en un verdadero infierno.

Ante ello los vecinos del pueblo acudieron a la ayuda de unos brujos los cuales le dieron de probar una pócima que le transformó en un insecto al instante al que le pusieron por nombre chinchilejo, que es así como se llaman los caballitos del diablo en este lugar de América.

La simpática "caballito del diablo" o ¿más bien debiéramos decir "yegua del diablo"? empieza a tantear su nuevo posadero y tranquilamente se nos irá a la mano.
 photo caballitodeldiablo096_zpsee6a3bec.jpg
Para a terminar subida en el dedo.

-En  Europa a las libélulas y caballitos del diablo se les ha visto en ocasiones como siniestras. Así en Rumanía se dice de las libélulas que son caballos poseídos por el diablo. En los países escandinavos los odonatos son los encargados de pesar las almas de las personas. En otros países se les asocia con las culebras y como ya se ha visto con los caballos. 
En Euskadi no existen leyendas o historias particulares sobre los odonatos como sujetos protagonistas. Sin embargo si que forman parte de la nutrida cohorte de seres mágicos.
Suelen ser acompañantes de unas protagonistas mágicas y enigmáticas: las lamias y brujas.


Una vez en el dedo la podemos observar de otra manera...
 photo caballitodeldiablo1171_zps24edcb3f.jpg
Es relativamente sencillo. En el rato que estuve fueron tres las que se pasearon.

-Esta leyenda que tiene que ver con la muerte, la copio literalmente de aquí ya que está narrado de una manera realmente poética. Antes conviene saber que en el ciclo biológico de los caballitos del diablo la hembra deposita los huevos en el agua, pasando el estadio de ninfa en este medio y posteriormente seguir el resto de los estadios en el medio aéreo o terrestre.

“Cuenta una leyenda que en un lago había muchos caballitos del diablo. Ellos observaban que cada y cuando algunos de ellos subian por medio de alguna rama a la superficie del agua y jamás regresaban. Esto primero les interesaba, luego los aterrorizaba, pues se preguntaban que seria de los que se íban, que pasaría una vez que salian del agua? Y les preocupaba tanto estas preguntas que hicieron una junta de todos los caballitos del diablo de ese lago e hicieron un pacto entre ellos. 
 Ellos pactaron que el siguiente que saliera del agua, tenía que regresar y contar todo de lo que pasaba y existia arriba del agua. Pero salían uno, y otro, y otro y no regresaban, pues una vez fuera del agua era tan maravilloso tener alas y poder volar y tener todo el
 mundo para recorrer que si acaso se acordaban de su pacto, decidían que no era posible describir con palabras lo que era tener alas y todo un mundo y además ya cada uno lo descubriría por si mismo a su tiempo”.


Y pues es obvio verdad? ... que somos igualitos a esos caballitos de la leyenda. La muerte es ese gran misterio que a veces nos intriga y a veces nos da temor. 
 Y muchos hay que hacen pactos con sus seres queridos de que si tu te vas primero y existe algo regresas y me avisas. 
 Y muchos hay que consultan con dizque psiquicos, pues tienen ese afán de querer saber del más allá. 
 Y muchos somos los que lloramos la partida de seres queridos, como si algo horrible les hubiese pasado cuando es todo lo contrario.

En otras ocasiones permiten que se ¡las acaricien!, como esta libélula que tuve la ocasión de tocar sus alas, en una tarde de berrea, sin que se fuera volando.
Nota: la diferencia entre libélulas y caballitos del diablo aquí.
Photobucket
Para el pueblo navajo las libélulas simbolizan la pureza del agua. También son un símbolo de renovación tras periodos de crisis. Siendo un reflejo de la ilusión, el cambio, el espíritu libre y salvaje.

Sin embargo es en el mundo asiático donde los odonatos y en especial las libélulas adquieren un superior valor místico y trascendental. 
Son símbolos de fuerza, felicidad, además de un exponente en el arte y  la literatura. Conviene recordar que la mitología antigua Japón era la tierra de las libélulas de ahí el nombre antiguo de Akitsushima.

Termino con esta breve filmación (30 segundos) de lo indicado.


https://youtu.be/81ivR25xP2U




  También, y puede que sea lo importante, supone estos momentos compartidos con el insecto  el intentar observar de una manera holística la Naturaleza.

viernes, 22 de agosto de 2014

"Sobre el deber de la desobediencia civil".

Henry David Thoreau (Concord -Massachsetts, 12 de julio de 1817, 6 de mayo de 1862. Escritor, agrimensor, naturalista, filósofo) fue el autor de este ensayo titulado "Resistencia al Gobierno", también llamado  "Sobre el deber de las desobediencia civil" o el más simplemente conocido "Desobediencia civil".

Thoreau autor de obras como "Walden, vida en los bosques" se le podría considerar, entre otras infinitas calificaciones, como pionero del ecologismo. Fue asimismo un "incansable viajero", resumiendo con humor los lugares recorridos con esta frase: "he viajado mucho en Concord". Fruto de "esos" viajes fue el libro titulado: "El bosque habitado Musketakid ", un libro de viajes que es además un tratado de botánica y zoología, de sociología, de defensa de los indios y primeros pobladores del territorio, de filosofía y de ensalzamiento de la amistad. Se llama "Musketaquid", el nombre con el que los hermanos Thoreau bautizaron la canoa que les llevó río abajo con el nombre indio del Río Concord.

El presente ensayo apareció publicado por primera vez en 1849, y pese al tiempo transcurrido es de tal actualidad que ha influido notoriamente en personajes como Gandhi, Martin Luther King, Lanza de Vasto o Nelson Mandela.

Este ensayo sobre la desobediencia civil se lee en un breve momento, sin embargo asimilar su contenido requiere tiempo, mucho más tiempo y nuevas relecturas.

 photo 707de49d-1f24-4895-9642-2b79eb800575_zpsd84891c1.jpg
Foto: El Palacio Chavarri en Bilbao es la sede desde 1943 del Gobierno Civil. Se sitúa en el corazón del ensanche bilbaíno con fachada principal en chaflán a Plaza Moyúa y línea de fachada que se prolonga hacia Gran Vía y c/ Elcano. Se trata de una obra ecléctica inspirada en revivalismos neoflamencos, construido en 1888 para Victor Chávarri y su hermano Benigno por el arquitecto Atanasio de Anduiza.(Wikipedia).

Se ha intentado vanamente clasificar a Thoreau, en la contraportada del presente libro se le define: "con una ideologia heterodoxa, radical, casi libertaria, antiimperialista y antiesclavista ... de su discurso, tan firme como revolucionario, y que por otro lado, lejos de haber perdido actualidad, se revela hoy más que nunca como un referente para una sociedad asustada y secuestrada por poderes tan difusos como sospechosos".
A lo que habría que añadir, frente a ese carácter ácrata, su cristianismo (algunos biógrafos lo recogen) y que en el propio ensayo sobre la Desobediencia civil se intuye al ensalzar al Evangelio ¡pero al mismo tiempo arremete contra la Biblia!. Lo dicho inclasificable. 

En unos tiempos en los que decimos lo que hay que hacer pero sin hacerlo,  Thoreau tuvo el privilegio de hacer lo que decía.

Ficha del libro.
Título: Desobediencia Civil y otros escritos. Henry D. Thoreau.
Editorial: Alianza Editorial.
Edición: 2013.
Traducción: María Eugenia Díaz.
Introducción: Juan José Coy.


martes, 5 de agosto de 2014

De Bakio a Gernika por la costa: Biotopo, Reserva y ZEPA.

Ruta que une las localidades de Bakio y Gernika, pasando por San Juan de Gaztelugatxe y su Biotopo Protegido para subir al monte Burgoa y luego, ya en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai llegar a Bermeo (todo este tramo por el PR BI 179), de Mundaka a Sukarrieta y por la ría  Oka llegar a Gernika.

Acceso: en autobús se accede a Bakio (Bizkaibus), y regreso de Gernika en tren (Euskotren).
Distancia: 38 km.
Desnivel positivo: 1700 m.
Recorrido: Bakio-Bermeo por la PR BI 179; Bermeo-Gernika por la costa.
PR BI 179: En Bermeo existe una leyenda que dice que San Juan, tras desembarcar en este puerto, llegó en tres trancos hasta la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Este es el recorrido que en este primer tramo se va a realizar, solo que se saldrá desde Bakio.
 photo Bakiogernika073_zps780d8bd3.jpg
Varias partes del texto está sacado de la normativa que regula el Biotopo Protegido de San Juan de Gatzelugatxe, de la Reserva de la Bisofera de Urdaibai o de la recientísima declaración (se aprobó días después de realizar el recorrido) de ZEPA marina de Espacio marino de la Ría de Mundaka-Cabo de Ogoño.
En definitiva nos encontramos en uno de los lugares del País Vasco y en especial de Bizkaia con más figuras de protección medioambientales, lo que denota la extraordinaria riqueza de los Espacios protegidos por esa variada normativa.
 photo Bakiogernika048_zps2cbdfe0a.jpg
 Paya de Bakio. Inicio de este recorrido.

"Siguiendo la impronta de las tres huellas que San Juan dejó tras desembarcar en Bermeo, llegaremos hasta el peñón culminado por la ermita que le rinde nombre. Un corto viaje que nos transporta desde las aguas del puerto de Bermeo hasta una salvaje costa, donde la fuerza del agua y de la roca y los valores históricos se han conjugado armónicamente, conllevando a la declaración de este espacio como biotopo protegido".
 photo Bakiogernika065_zpscadc1f2f.jpg
La Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, sobre la misma y su entorno es uno de los lugares del País Vasco con más protección medioambiental.
Es el segundo lugar de Bizkaia, después del museo Guggenheim, en recibir visitas.

La ermita de San Juan de Gaztelugatxe está situada sobre un peñón perdido en el Cantábrico, unido al continente por un rústico puente, y el acceso a la ermita se realiza tras la subida de los 241 peldaños de una escalinata. El paisaje desde la ermita es bellísimo.
Es una roca dominante que simula un castillo en la mar. A su nombre se le pueden dar dos significados: Gaztelu-aitz (peña del castillo) y Gaztelu-gache (castillo áspero o difícil).

El espacio comprendido entre cabo Matxitxako y Bakio constituye uno de los tramos costeros de mayor interés de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Los valores son múltiples, destacando los roquedos que, casi verticales, forman con el mar un conjunto paisajístico sobresaliente, en cuyo centro se sitúan el tómbolo de Gaztelugatxe y el islote de Aketxe. 
Los materiales geológicos son calizos en la zona occidental, alcanzando Gaztelugatxe, Akatx y Artatia Punta. En la zona oriental los materiales son silíceos, constituyendo un flisch margo-arcilloso. 
En un reducido territorio se pueden observar diversas formas ligadas a la acción modeladora del mar, en función de los materiales geológicos: formación de islotes aislados, acantilados, tómbolos, canales, cuevas, etc. 
Los fondos marinos son rocosos en todo el área, a excepción de pequeños núcleos arenosos. En este sustrato rocoso se asientan poblaciones típicas de la costa vizcaína, con algas de gran porte (como Laminaria spp. y Saccorhiza polyschides) que sirven de alevinaje a especies piscícolas y comunidades bien establecidas.
Se le nombra en el año 1.053, en una donación de Doña Tota Ortiz y Enneko López al monje Zianno, del monasterio de San Juan de la Peña (Huesca), monasterio de los más influyentes de la edad media.
En 1.071, "el rico home bizcaino Garci González de Argamendi" donó "al mismo monasterio de San Juan de la Peña de Aragón, otras tierras y usas y ejidos que pertenecían a San Juan de la Peña de Bizcaya".
La peña es un lugar estratégico para el dominio de la costa. De hecho, la historia afirma que Gaztelugatxe constituyó uno de los bastiones de resistencia contra la vanidad y el ansia de rapiña de Alfonso XI, Rey de Castilla: en su arriesgado recinto se defendieron siete caballeros vizcainos (entre ellos Don Juan Nuñez de Lara, señor de Bizkaia) con sus mesnadas (entre ellos los bermeanos Juan de Mendoza y Martín de Aróstegi) que resistieron más de un mes los ataques de un ejército bien organizado; humillado, tuvo que retirarse el Monarca dejando su ejercito en píe de guerra; en vista de la osadía y serenidad de los sitiados obligaron a la retirada a las tropas. Era 1.334, y Gaztelugatxe escribía su página guerrera más brillante.

Ámbito territorial del Biotopo Protegido. 
El Biotopo Protegido de Gaztelugatxe comprende las rocas, islas, islote de Aketxe, tómbolo de Gaztelugatxe, acantilados costeros, playas, canal de Centella, área de dominio público marítimo-terrestre de acuerdo con el título primero de la Ley 22/1988, de Costas, entre el límite este del monte patrimonial de la Diputación Foral de Bizkaia y el canal de Centella, así como la parte marítima y submarina comprendida dentro de la delimitación establecida en la cartografía adjunta y que se reproduce en el anexo único del presente Decreto.
 photo Bakiogernika075_zps7522300f.jpg
Los fondos marinos son rocosos en todo el área, a excepción de pequeños núcleos arenosos. En este sustrato rocoso se asientan poblaciones típicas de la costa vizcaína, con algas de gran porte (como Laminaria spp. y Saccorhiza polyschides) que sirven de alevinaje a especies piscícolas y comunidades bien establecidas. 
Una de las comunidades más habituales en la zona es la de Gelidium sesquipedale, que se localiza a poca profundidad en lugares batidos por el oleaje (de 0 a 7 m), mientras que entremezclada con élla, en zonas más resguardadas y profundidades de 5 a 12 m, aparece Cystoseira sp. Ambas especies sirven de refugio y creación de hábitats diversificados para multitud de invertebrados. 
 photo Bakiogernika076_zps0bd98dc4.jpg
Además, la presencia de un terreno quebrado, con multitud de cuevas y pasajes submarinos, hace que se localicen poblaciones esciáfilas de manera generalizada. Las grietas de la base de los acantilados presentan una relativamente abundante población de percebe (Pollicipes cornucopiae). 
La inaccesibilidad de los acantilados e islotes crea las condiciones adecuadas para la estabilización de importantes poblaciones de aves marinas, como cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), gaviota patiamarilla (Larus argentatus) y paiño común (Hydrobates pelagicus), además de la nidificación de paloma bravía (Columba livia).