domingo, 29 de septiembre de 2013

Berrea en el Parque Natural de Gorbeia 2013. Turn! Turn! Turn!

Otro año, un año más. Cada cosa en su momento, cada momento en su tiempo. Palabras de dos mil años de antigüedad que reflejan una gran verdad.
La berrea tiene su momento, su tiempo. En el Parque natural de Gorbeia, está llegando a su fin. Varios días he acudido y la he visto, quizás con menos intensidad que en otras ocasiones, las hembras apenas se han dejado ver y los machos más al atardecer, apenas sin luz, como temerosos.

Pero igualmente grandiosa.

Se está preparando un vídeo, donde sale el amigo de la foto. Se verá sus huellas, bañas, rascaderos, y otras señales. La canción (si lo admite el sistema) será Turn! turn! turn! Interpretada por The Byrds y compuesta  la música por Pete Seeger, (por favor leed su biografía, merece la pena). La letra es el capítulo 3º del Eclesiastés y una de las pocas canciones de rock-folk cuya literalidad procede de la Biblia.


 photo berrea20130241_zps802c5544.jpg






Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol:

un tiempo para nacer y un tiempo para morir, 
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;
un tiempo para matar y un tiempo para curar, 
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
un tiempo para llorar y un tiempo para reír, 
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;
un tiempo para arrojar piedras y un tiempo para recogerlas, 
un tiempo para abrazarse y un tiempo para separarse;
un tiempo para buscar y un tiempo para perder, 
un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;
un tiempo para rasgar y un tiempo para coser, 
un tiempo para callar y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar y un tiempo para odiar, 
un tiempo de guerra y un tiempo de paz.

Eclesiastés, capítulo 3º.


 photo berrea2013001_zpscb0f4830.jpg

Ahora vendrá el otoño con la caída de la hoja.
Un tiempo para cada cosa.
Turn! Turn! Turn!


miércoles, 25 de septiembre de 2013

Ecoguía de los Espacios Naturales de España y Portugal.

Una de las mejores guías de los Espacios Naturales de España y Portugal, si no la mejor,   fue elaborada por Juan Gabriel Pallarés y que a la fecha presente cumple el vigésimo aniversario de su publicación.

"El primer libro de la serie Habitat -29 entregas, publicadas en El Semanal entre octubre de 1993 y diciembre de 1994- nos ha llevado a forzar la marcha en la recopilación de las restantes 28 entregas publicadas entonces, adelantando la publicación de este segundo volumen"

 photo 3_zpse7376751.jpg

El título de la obra es "Ecoguia de los espacios Naturales de España y Portugal".

Realizada por Pallarés y un equipo formado por naturalistas, fotógrafos, geógrafos, dibujantes, etc. dan un completo y riguroso repaso de los Espacios Naturales de España. De Portugal solo se remiten a un par de ellos.

 photo Expediente8_zps60e7a726.jpg

A pesar del tiempo transcurrido sigue estando plenamente vigente. Evidentemente en este periodo han cambiado muchas cosas: figuras jurídicas de protección de los espacios, alguna infraestructura nueva, hostelería, pero en lo básico y sustancial sigue estando en plena actualidad.

 photo 4_zps71c163d6.jpg

Es una obra realizada a pie de campo en la que su autor reconoce personalmente haber recorrido 100.000 kilómetros en coche por la Península; habiendo caminado, esquiado, pedaleado, recorriendo a caballo, o navegando en kayac o vela otros 3.000 kilómetros.
Siendo envidiable los relatos realizados tras pasar la noche en saco de dormir en diversas cumbres y páramos.

La publicación de la misma fue a través del suplemento dominical de diversos medios de prensa y que apareció, primeramente como parte inseparable del Semanal y dada su acogida, posteriormente, en una separata de esta revista dominical entre los años 1995 y 1996.


domingo, 15 de septiembre de 2013

Yponomeuta.

Una vista somera podría indicar que son telarañas. Llamaría la atención la gran cantidad de ellas y más todavía su forma.
No es la típica tela de araña, parecen más bien sacos y si miramos detenidamente no vemos arañas.
El tamaño de estas misteriosas estructuras causan asombro: son grandes, muy grandes. De tal manera que pueden cubrir la planta que las alberga. En ocasiones impone, como digo, tanto por su cantidad como por su tamaño.
Ayer en la zona del Gorbeia acudí de madrugada con intención de ver en que situación se encontraba la berrea, aprovecho a decir que en esta zona y a la fecha presente es de total inactividad.

Andando entre diversos prados algo adehesados, donde quiera que hubiese alguna planta del género Ulex, (argomas) allí se encontraba las enigmáticas formas.

 photo montehijedo201_zpsbc4b71a4.jpg

Mirándandolo más detenidamente, y estoy hablando de una estructura de casi dos metros, parece salida de alguna de las obras de terror de Stephen King.
Lo que está claro es que es seda, pero no la formada por alguna de las cuatro especies comúnmente usadas en la industria textil, más propiamente sericultura. Tampoco es  seda creada por araña alguna.

 photo montehijedo203_zpsa09cdeee.jpg

Está casi cubierto todo él.

 photo berrea2013027_zps62a07e4b.jpg

Estas enigmáticas bolsas están realizadas por lepidópteros (mariposas) ditrisios, y que dentro de la superfamilia Yponomeutoidea forman la familia Hyponomeutidae.
Las mariposas de esta familia tienen entre 15 y 25 mm de envergadura, siendo las alas anteriores blancas o grises y las posteriores más oscuras. Por esa coloración también se las suelen denominar "polillas armiño".
La bolsa que vemos sirven de protección a las larvas.
De un millar de especies conocidas más de 100 viven en Europa.

 photo montehijedo201_zpsbc4b71a4.jpg

A decir de los entomólogos en este caso y dentro de los insectos nos encontramos en el supuesto más relevante en la producción de seda.

¡Y todo ello ante nuestros ojos!



PD. Esta cierva me dice que esta semana vuelva para ver la berrea.

 photo berrea2013020_zps84ec9786.jpg


Cuestión que evidentemente se hará.



martes, 3 de septiembre de 2013

Victoria cruciana.

En el jardín botánico de la Fundación Sales sito en Vigo (Pontevedra) tuve la ocasión de ver el fin de semana pasado una de sus joyas: la planta Victoria cruciana.
Este nenúfar gigante, solo superado por el Victoria amazonica, se encuentra en floración. Todo un acontecimiento en este bello espacio.

 photo P1070409_zpsae89a541.jpg

La primera noche la flor es blanca y solo con el aparato reproductor femenino. La temperatura de ella se eleva aumentado su fragancia (como de piña) y atrayendo de esa manera a los insectos polinizadores. Como la flor es de apertura nocturna, al cerrarse al amanecer los insectos (coleópteros) quedan atrapados.
Estos insectos  traían polen de otra Victoria cruciana, fertilizando de esta manera a la que les atrapa.

La segunda noche la planta desarrolla los estambres y a continuación impregnan de polen a los insectos que se encontraban atrapados, siendo liberados a continuación. Estos, atraídos golosamente por otra Victoria cruciana,  volverán a ser atrapados, repitiéndose el ciclo y  por lo tanto la  polinización.

En el blog tengo otro ejemplo parecido de polinización con el Arum italicum.

 photo P1070466_zpsec7a342e.jpg

En esa segunda noche la flor es de tono rosada.
Al tercer día la flor cerrada del todo se hunde en el agua y creará las semillas.

 photo P1070412_zpsa0d05122.jpg

La flor de irupé, como también se la conoce, es originaria de Uruguay y Argentina (en el río Paraná) y como dice la página de la Fundación Sales, en la Península Ibérica solo se puede contemplar, además de en este jardín botánico, en el de Coimbra en Portugal.

Me comentaban en el Jardín Botánico que esta es la séptima flor que ha florecido. Y las hojas, sus grandísimas hojas, pueden llegar a medir los dos metros de diámetro.

 photo P1070408_zps4212ff45.jpg

Todo un espectáculo el contemplar esta bella planta.

 photo P1070415_zps881653a2.jpg

Así como el de poder disfrutar de este jardín Botánico de la Fundación Sales y en el que pudimos ver otros muchos y variados tesoros.