jueves, 21 de septiembre de 2017

Berrea, un año más en esta época.

Una año más y van... acudimos a la llamada de la berrea. Todos los años se repite, pero no siempre se ve y siente de la misma manera.

En esta ocasión he ido varias veces por la tarde-noche. Esta vez  con el "encargo" de ver como se presenta la berrea, para posteriormente ir con unas amistades. Ayer fui con una amiga, que se apunta en esta incursión de "reconocimiento" y con un hermano. También nos acompañó Gos, un braco húngaro o de Vizsla.
No tenía mucha esperanza de ver gran cosa y ello por el cúmulo de circunstancias: para Montse, que así se llama la amiga, era la primera vez que iba a la berrea y la Ley de Murphy podía estar más vigente que nunca y por el  cachorro de Gos.

¡Qué equivocado estaba!

Me recuerda a la vez que fuimos, de esto hace años, quince personas incluidas unos cuantas  niños y fue una de las veces que más y mejor vimos la berrea.

La pena es que las poquísimas fotos que saque fueron con el teléfono móvil. La cámara que llevaba, por mor de los duendes del bosque, se me quedó sin carga en las pilas. Las del frontal, al parecer, las tenía descargadas antes de andar.

La foto de abajo hubiera sido espectacular con la cámara. El ciervo con la hembra (está a la izquierda de la foto) en función de la escasa distancia (unos 50 metros) y además iluminado por el Sol, junto con los robles de fondo hubiera sido una foto muy bonita. 
Y rato que les estuvimos observando. Primeramente oyéndole berrear en duelo con otro paisano que se encontraba entre los robles. Para posteriormente verle todo gallardo con su pareja unos buenos momentos,.Los suficientes para darme cuenta que la cámara no tenía carga en las pilas tras encenderla y apagarla varias veces, decirle a Montse que se pusiera a mi altura para ver la pareja y por último sacar el teléfono y hacer unas fotos.


La compañía de hoy


A la derecha de la foto de arriba casi siempre encuentro una familia de jabalies. Me entretengo mirándo hasta que, poco a poco, desaparecen o ante un cambio de viento se enteran de mi presencia y se van.
Esta tarde pasó algo diferente y que es la primera vez que veo.
He tenido ocasión, por ejemplo, de estar con un amigo sentado en el monte y tener un jabalí a menos de 20 metros durante media hora. O bajar una noche por la Sierra de la Demanda y golpearnos en las piernas una familia de jabalies que asustadas y en su huida tropezaron con nosotros. También me he acercado en una campa a una hembra con su cría o el tenerles en frente en la misma trocha...

Lo que nunca me ha pasado ni visto es un ataque o amago de hacerlo. Salvo esta tarde.
El caso es que estamos observando un buen rato a la familia (Montse nunca había visto jabalies en libertad) hasta que alertados por nuestra presencia se marchan todos. Todos menos la jabalina más grande. Esta hace un amago de venir hacia nosotros (como una carga) y se da la vuelta. Cuando creemos que se va, da la vuelta y de nuevo hacia nosotros. Cuando la tenemos más cerca, por fin decide irse definitivamente.

La interpretación que hago de todo ello es la siguiente: nuestra presencia, como tantas otras veces no supone ningún peligro para la familia. De hecho las dos ocasiones anteriores, nos hemos visto y cada cual por su camino.
En esta ocasión la cuestión está en Gos. Le teníamos atado con la correa y era uno más. Pero con un olor diferente. Gos huele a lo que es, a perro. Y creo que ese olor fue detectado por la jabalina y quiso prevenir un hipotético ataque perruno a su familia. Cuando huele y ve que además del perro hay humanos, prudentemente decide (nada se lo impide) abandonar el lugar siguiendo a su prole.


La foto de la jabalina, sin enterarse de nuestra presencia.


Esta foto, triste es ante su baja  calidad explicar lo que se ve, es la de un bareto. 

 Protagonistas de la berrea

Esto es lo que ha dado esta tarde. Me alegro por la amiga Montse el que haya podido ver ciervos y ciervas (además del bareto) en la berrea. Así como el oír a los protagonistas. Y si a esto le añadimos la familia de jabalies y su conducta se puede dar por bien empleda la excursión.



lunes, 28 de agosto de 2017

Paisaje de la Ría de Bilbao en 1857 y actual. Pablo Gonzalvo y Perez.

Sin temor a equivocarme presento un antiguo paisaje del territorio de Bizkaia, que además de prácticamente desconocido, refleja sin género de dudas el lugar que mayor cambio ha tenido este territorio.

La RAE define paisaje como:
Del fr. paysage, der. de pays 'territorio rural', 'país'.
1. m. Parte de un territorio que puede ser observada desde un determinado lugar.
2. m. Espacio natural admirable por su aspecto artístico.
3. m. Pintura o dibujo que representa un paisaje (espacio natural admirable).

Y estas tres definiciones, simultaneamente, pueden ser aplicadas al paisaje que el pintor Pablo Gonzalvo y Pérez (Zaragoza, 19 de enero de 1827- Madrid, 18 de noviembre de 1896) realizó hace 160 años a una de las zonas más transformadas por la acción del hombre en el territorio de Bizkaia. Obra realizada en dos cuadros que desgraciadamente es practicamente desconocida.
Estos dos cuadros pintados al oleo en 1857, reflejan con realidad fotográfica como era el paisaje de lo que se ha venido llamando Gran Bilbao. Pertenencen a la entidad financiera BBVA y se encuentran en las oficinas que posee en la Plaza San Nicolás de Bilbao.

Reproduzco lo que la página de la Colección de BBVA recoge al respecto:

Obra de la primera etapa de producción del artista, cuando todavía estudiaba Perspectiva en la Escuela Superior de Pintura y Escultura de Madrid, que reproduce una vista de la ría de Bilbao, tomada desde el monte Cobeña (en realidad es Cobetas), aguas arriba. De excepcional valor documental, pues reproduce los límites de la ciudad en esos años. La minuciosidad topográfica permite distinguir cada construcción existente antes del Ensanche, que poco después articuló el rápido crecimiento de Bilbao y modificó por completo la fisonomía de la ría.

En el extremo inferior izquierdo, la cur­­va de Olaveaga, con su astillero, la cordelería y los barcos fondeados, seguida de Basurto y la anteiglesia de Abando —donde después se desarrollaría el Ensanche de Bilbao—, que preceden al núcleo de la ciudad, que en ese año contaba novecientas casas y 17.649 habitantes.

Al fondo, la sierra de Archanda, Santo Domingo y Begoña, donde ya se explotaban las minas de Santa Ana. En la margen opuesta La Botica, Deusto, el Matadero, La Salve, el Campo Volantín y San Agustín, donde ya había desaparecido el convento.

Vista de la ría del Nervión 1857


En la actualidad y desde el mismo lugar la imagen es la siguiente. El cambio habido en estos últimos 160 años es notorio. Los montes del Durangesado que aparecen en el cuadro aparecen tapados en la foto por las nubes. La curva que hace la ría en Olabeaga ve reducida su vista por el arbolado.


Su minuciosidad descriptiva, realizada en un momento en el que aún no eran habituales las vistas fotográficas, le proporciona un gran valor documental.

Esta vista resulta complementaria de la Vista de la ría del Nervión, también en la Colección BBVA, pues ofrece una visión de la ría desde un lugar similar, cerca de Castrejana, pero hacia la desembocadura, con el mar enmarcado por el monte Serantes y el saliente de Punta Galea. Puede verse la confluencia, por la izquierda, de los ríos Ca­dagua —con la localidad y el puente de Burceña y el antiguo convento de mercedarios— y Galindo. En la confluencia del Cadagua con el Nervión está Luchana, con su puente y la desembocadura del río Asúa. Más abajo, Axpe y Las Arenas.

Desembocadura de la ría en el Abra de Bilbao 1857.

La fotografía, así como la pintura,  realizada desde otro punto del monte Cobetas refleja el gran cambio habido: carreteras, puentes (son significativos el de la autovia sobre el Kadagua y el de Rontegui sobre el Nervión), canal de Deusto e innumerables edificaciones se han unido al territorio.


Biografía  de Pablo Gonzalvo Perez, de la revista Ilustración Española y Americana de 8 de diciembre de 1896

Pablo Gonzalvo Perez insigne pintor español . Nació el Sr, Gonzalvo en Zaragoza el 19 de Enero de 1827. Desde muy niño mostró ambiciones  artísticas. A los doce años comenzó a trabajar con el pintor escenógrafo D. Francisco Aranda , y a los diez y siete vino a Madrid, donde colaboró con D. Juan Gálvez , pintando los techos del Congreso. De 1845 a 1857 estudió en la Academia de Nobles Artes de San Fernando , donde completó su educación artística , y en 1860 ganó por oposición la plaza de profesor de perspectiva y paisaje de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz, la que pasó tres años después a la d e Valencia  . Poco después fue nombrado profesor supernumerario de la Escuela Superior de Pintura d e Madrid , y en 2 de Julio de 1868 ocupó en propiedad la de perspectiva , que ha desempeñad o hasta su reciente fallecimiento. En su larga carrera ha recogido el Sr. Gonzalvo muchos y merecidos laureles, y con ellos una reputación por todo extremo envidiable .

Comenzó su tratado de perspectiva hace doce años, y le  sorprendió la muerte cuando le estaba terminando. En él estudia y resuelve problemas  difíciles y nuevos, o poco estudiados, entre ellos la reflexión  en los espejos y en las aguas, y las sombras d e luz solar y artificial.Fue premiado en la Exposición general d e Bellas Artes de 1846 y en la de 1858. Primera medalla en la Exposición Nacional d e 1860y 1862. Obtuvo medalla de plata en la Exposición Franco-Española d e Bayona do 1864, y medalla de primera clase en la Nacional de Bellas Artes del mismo año. En esta última presentó trece cuadros, entre ellos el Interior de San Marcos de Venecia y el de la Seo de Zaragoza, que adquirió el Gobierno; siendo condecorado con el titulo de caballero de Carlos III En la Exposición Nacional d e Bellas Artes d e 1866 fue premiado con primera medalla y nombrado comendador de Carlos III.  Presentó en ésta cinco cuadros: la Lonja de la Seda en Valencia, la Capilla Real de Granada, el Patio de la Alhambra, la Puerta de Justicia de la misma mezquita y la Torre del homenaje. En la Exposición Universal de París de 1867 obtuvo medalla de oro por el mérito da tres cuadros d e Granada y Valencia.
En la  última en que fue expositor fue la Internacional de Bellas Artes de Madrid de 1892 , en que a más de ocho cuadros al óleo, presentó los cuadros d e su obra de perspectiva, por los que fue propuesto por el tribunal para la gran cruz de Carlos III.
Estaba condecorado con la cruz de María Victoria y con la de San Miguel de Baviera . Tiene catorce cuadros en el Museo y no pocos en Palacio y en las pinacotecas d e la nobleza.

.........................................

A continuación uno los dos cuadros. Unión un tanto defectuosa y ello por dos motivos: el primero por mi falta de pericia y el segundo porque o bien no están completos los cuadros en la página del BBVA o por que Gonzalvo no pintó la zona de Enekuri hasta la ría.
En cualquier caso nos da una idea inmejorable de lo que era esta parte de Bizkaia hace 160 años en la que no existe otro registro paisajístico semejante y  con detalle fotográfico de unos 45 km de largo por 8  de ancho. 


Siendo lo que es para Bizkaia su ría y en particular a Bilbao, sería deseable que alguna institución pública o privada diese a conocer a sus habitantes esta obra de arte paisajístico y etnográfico  que nos dejó don Pablo Gonzalvo y Perez.




sábado, 29 de julio de 2017

Se buscan: que estén dispuestos a arriesgar la vida a diario. Preferiblemente huérfanos

¿Quién no ha leído el épico anuncio que se publico en el Times con motivo de la expedición del Endurance el 1 de agosto de 1914?
Ese anuncio, que al fin y al cabo era una oferta de trabajo atribuido a  Ernest Shackleton, decía: 


Se buscan hombres para viaje peligroso.Sueldo escaso. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso. Honor y reconocimiento en caso de éxito.


Esas frases, han sido vistas y leídas desde que se publicaron hasta la fecha presente. Y conociendo la odisea que pasó la expedición que pretendía cruzar el continente Antártico de costa a costa  pasando por el Polo Sur, no cabe duda que el anuncio fue fiel reflejo de la realidad. Afortunadamente y también al buen hacer del capitán Frank Worsley la tragedia no se consumó.

Pero ese anuncio ¿fue original?, es decir esa oferta redactada de esa manera fue la primera que se realizó.
Evidentemente no.

Y para los que somos más de tierra que de mar, hemos de darle al cesar lo que es del cesar. Muchos años  antes, para ser exactos 55, la empresa Central Overland California and Pike’s Peak Express Company más conocida como la Pony Espress (fue un servicio de correo rápido que cruzaba USA. Empezaba en  Misuri y llegaba hasta Sacramento California. Estuvo operativo desde abril de 1860 a noviembre de 1861. Los mensajes se llevaban a caballo a lo largo de praderas, planicies, desiertos y montañas. Redujo el tiempo que tardaba el correo en llegar desde el océano Atlántico  al océano Pacífico a diez díasWikipedia) en 1859 publicó  en prensa la siguiente oferta de trabajo:


Que traducido al castellano sería:

SE BUSCAN: Jóvenes delgados y resistentes, menores de 18 años. Deben ser expertos jinetes y estar dispuestos a arriesgar la vida a diario. Preferiblemente huérfanos.

Si en la expedición de la Endurace afortunadamente no hubo muertos, en la Pony Espress si los hubo. Chavales, el más joven tuvo ¡11 años!, que podía hacer medias de 160 km diarios, aunque el record estuvo en 610. Con los riesgos inherentes y galopadas en tandas aproximadas de 16 km.¡cómo para no dejar un hueso en su sitio! Eran 3000 km en menos de 10 días.

El cartel de la oferta de trabajo no escondía la realidad: arriesgar la vida a diario, entendible que se prefiriesen huérfanos.






martes, 27 de diciembre de 2016

Breve resumen del año 2016

Pese a las pocas entradas que he puesto este año en el blog, afortunadamente las salidas realizadas a la Naturaleza han sido bastantes más.
Pongo un breve resumen en el siguiente vídeo. 
Deseando unas Felices Fiesta y próspero Año Nuevo 2017, Zorionak eta Urte Berri On.

lunes, 4 de julio de 2016

Trébol de cuatro hojas.

Nunca antes había visto al natural  y menos tenido en la mano un trébol de 4 hojas, como el que tuve ocasión de observar el pasado fin de semana.

Cierto es, que en alguna ocasión (y quién no) observando tréboles he tenido la esperanza de ver uno de 4 hojas. Al parecer la posibilidad de encontrarlo es de 1 entre 10.000.

 photo IMG-20160702-WA0012_zpsekgxkwcz.jpg

Pero el caso es que ni tan siquiera lo vi yo. Estaba sentado en el banco de un parque y la niña que estaba conmigo, para que se entretuviera, le dije que esas plantitas de flores blancas (Trifolium repens) si se fijaba tenían tres  hojas, pero que si miraba bien podía encontrar alguna con cuatro .

 photo IMG-20160702-WA0014_zpsmkycyezx.jpg
Actualmente está en proceso de herborización entre las hojas de un libro...

Cuál sería mi sorpresa, que el primero en que se fijó, me dijo, que tenía ¡cuatro hojas! Como semejante suerte se me hacía muy difícil le dije que me lo trajese.

Y miren  por dónde, el primer trébol que coge tiene cuatro hojas.


domingo, 29 de mayo de 2016

La tarántula: Araña Lobo. La más grande de Europa y con baile propio, la Tarantella.


 photo 2016-05-282009.35.24_zps2pldwg4g.jpg
Los Licósidos son una familia arañas entre cuyos miembros se encuentran las que en Europa son las más grande en tamaños y que se les ha llamado tarántulas.



Siendo el género Lycosa el que da nombre a la familia mencionada.
Lycos es palabra griega que significa lobo y precisamente con la denominación común de "arañas lobo" se denomina a esta familia en la que algunos de sus miembros son, como digo, las arañas más grandes de Europa.
La que fotografíe, en un lugar nada bucólico ya que era el interior de una papelera, pertenece al familia Lycosidae y especie Lycosa y es aquí donde dudo si es la Lycosa hispanica.

 photo 2016-05-282009.34.45_zpsw7cqql70.jpg

Originariamente a estas arañas se las conocía como tarántulas, pero tras el conocimiento de las americanas se reserva este nombre a las grandes arañas americanas siendo reservado el nombre vulgar de “araña lobo” a las del mayor tamaño europeas.

Teniendo en cuenta la picadura de estas arañas, no más grave que la de una avispa, se creo un folclore en torno a ella: la tarantela.

La tarantella es un baile popular del sur de Italia, de las regiones italianas de Puglia, Basilicata, Calabria, Abruzzo, Molise, Campania y Sicilia y parte de Argentina. Es un baile de origen napolitano que tiene un movimiento muy vivo, acompañado de canto. Lo más probable es que su nombre se derive de la ciudad de Tarento en Apulia, aunque popularmente se suele decir que viene de la tarántula, una araña común en la región mediterránea. 

Es más, durante la Edad Media, en algunas partes del sur de Italia se creía que bailar el solo de la tarantella imitando el acto de espantar a la misma curaba un tipo de locura supuestamente producida por la picadura de la mayor araña europea, la llamada araña lobo o tarántula, también se cree que se simula la técnica de apareamiento de la tarántula. La primera documentación escrita se encuentra en Athanasius Kircher.


¿Quién no ha oído esta maravillosa música?

En su forma moderna más común, es una danza de galanteo entre parejas con una música en un compás de seis por ocho que va aumentando progresivamente su velocidad y que va acompañada de castañuelas y panderetas. Tiene dos partes bien diferenciadas: una en tono menor y otra en mayor. (wikipedia).


¡Maravilloso!

La leyenda dice que entre los siglos XVI y XVII una epidemia de tarantismo se extendió por la ciudad de Taranto, en el sur de Italia. Como resultado de haber sido picado por la venenosa araña tarántula. La víctima, que se conoce como el tarantata, era casi siempre una mujer pero nunca una dama de alta sociedad. Una vez mordido la tarantata caería en un trance que sólo podía ser curada por el baile frenético. Las personas rodearían a la víctima mientras que los músicos tocaban mandolinas, guitarras y panderetas en busca del ritmo correcto. Cada latido tendría un efecto diferente en la tarantata provocando diversos movimientos y gestos. Una vez que se encontrara el ritmo correcto era casi seguro que la tarantata se sanase.

No puedo pasar de poner este otro vídeo. 



De verdad que merece la pena ver este vídeo.Una celebración con "ropa de calle". 
Costumbres originadas, en la Edad Media, desde lo más profundo de la Naturaleza. En esta ocasión de una tarántula.

domingo, 7 de febrero de 2016

El cardo y la lana crean un tejido técnico.

Es una tela técnica que entre sus propiedades está la de ser impermeable pero transpirable, corta vientos y de abrigo, además de ser resistente al desgaste. Y todo ello en la misma prenda.
Esta tela se viene fabricando desde hace casi ¡mil años! y ha sido utilizada, y lo sigue siendo, por pastores, agricultores, cazadores, montañeros e incluso en el vestuario de diversas profesiones de riesgo como bomberos. Además, lo mismo ha estado en una cima de 8.000 metros que se la puede ver en una ceremonia social.
Tan buenas eran las propiedades de este producto textil que, por ejemplo, era utilizada como pago de secuestros en la época romana y medieval, así como en especie en los arrendamientos de tierras o pastos.
En la península Ibérica, desde la época celtibérica, se ha venido utilizando (de hecho fue decisiva en las diversas guerras numantinas) y recibía el nombre de sagum.
También, y quizás más conocida, sea la tela  conocida como Loden que fabricada desde la edad media por los monjes tiroleses y aplicada al ámbito rural de pastores y agricultores, ha pasado a la actualidad.
La palabra loden significa “paño de lana grueso” y se elaboraba con los vellones de ovejas. Las cualidades del tejido unido a que no se desengrasaba la lana y a su grosor  la hacen resistente al agua y al frío así como de protección frente al viento.

 photo DSCF0005_zpshgcofjnt.jpg
Este abrigo de loden, también llamado "austriaco", lo compré hace más de veinte años en una tienda de ultramarinos de la localidad de Mariazell (Austria). Lo he utilizado asíduamente y está como el primer día. 
Es de la casa Steinbuck que comenzó su actividad en los años 30 del siglo pasado en la ciudad de Innsbruck.

El color original de estas prendas de lana era el gris o pardo oscuro, la lana blanca no existía y esta era  la única que se podía teñir. De esa época hay registros del año 1060 que muestran como los dignatarios de la iglesia y los terratenientes seculares aceptaban, como hemos indicado, tejido loden el lugar de dinero como pago de alquiler de fincas.
Este paño que en principio se limitaba al ámbito rural, adquirió notoriedad cuando la fábrica Loden Mössemer de Pustertal, Tirol del Sur, elaboró una prenda para el emperador Francisco José de Austria (1848-1916). Siendo gracias a esta persona (el marido de Sissi) quien la introdujo a la nobleza para su utilización como prenda de caza.

CARACTERÍSTICAS:

Veamos un ejemplo de esta tela y sus maravillosas propiedades en una prenda polivalente: el Austriaco.

.-Debido a la elaboración y al mantenimiento de la grasa de la lana en su proceso, hace que sea impermeable al agua. A ello se le une el cepillado de la lana quedando en forma de tejas.
.-Igualmente cuando hace frío y como si fuese construido con una tecnología de nano-partículas se contrae el tejido aumentando en cierta medida su grosor produciendo de esta manera mayor aislamiento. Por el contrario cuando hace calor se dilata siendo más fresca la prenda.
.- También posee lo que actualmente y en prendas sintéticas se conoce como “windstopper” o lo que es lo mismo corta vientos.
.- Otra característica es su resistencia al desgaste. De ahí que sea utilizada, como en sus orígenes, en prendas que requieran esta propiedad en el  ámbito laboral.
.- Si la prenda es de calidad estará elaborada con pura lana virgen, y debido también a su proceso de fabricación, la misma no se arruga.

 photo DSCF0002_zpsc5wmmdvi.jpg

Otros detalles propios  del austriaco son los siguientes:

.- Por su corte, el mismo se ciñe en los hombros pero de manera libre ya que las mangas al altura de las axilas se encuentran sin unir, es decir sin coser al resto de la prenda. Actualmente muchas prendas sintéticas-técnicas precisamente llevan una cremallera en esta parte de la prenda.
En el caso del austriaco su razón básica es el permitir y facilitar el  encare del arma de caza.
.- Igualmente como prenda de caza para la que fue diseñada, el color que presenta es el verde bosque o verde musgo (conseguido en sus orígenes con tintes de  acículas de pino).
.- A partir de los hombros y debido al corte trapezoidal que tiene hace que, unido al fuelle de la espalda, se pueda llevar dentro del abrigo la escopeta y demás pertrechos de caza.
.-Al llegar por su longitud hasta debajo de la rodillas permite proteger de la lluvia y el frío la casi totalidad del cuerpo. Evidentemente no es una prenda pensada para andar, pero en las esperas se muestra como prenda ideal.
.-En la zona del pecho y espalda presenta doble tela, sobre protegiendo esta parte del cuerpo.
.- Se abrocha con botones de cuero clásicos y que personalmente me recuerdan la forma de un lauburu.
.- Cuando se encuentra abotonado permite el acceso a los bolsillos del pantalón a través de una abertura lateral próxima a los bolsillos del austriaco. Bolsillos que junto con los rebordes de la manga se encuentran protegidos por unos rebordes de cuero cosidos al abrigo.
.- El cuello al subirlo se puede cerrar a través de una pieza de tela que uniría ambas partes del mismo.
..- Esta prenda además de su uso en el campo permite su utilización en otro tipo de actividades como puede ser el portarla en un entorno urbano. Siendo una virtud de la misma la de no parecer pasar de los años.
Es decir, nos encontramos ante una prenda todo terreno y de las denominadas actualmente ecológicas.

 photo DSCF0006_zps8rlc50tv.jpg

SU FABRICACIÓN NATURAL Y ETNOBOTÁNICA.

Un proceso que clave en la elaboración de estas prendas era el “perchado”.
A principios del siglo XX el loden pasó de ser un tejido rústico a convertirse en uno fino. Era lo que se llamaban paños finos y super finos. Para dar a estos paños un maravilloso e inimitable aspecto sedoso era necesario, después de las clásicas operaciones de cardado, tejido y enfurtido, el “perchado”. 
Es decir peinar interminablemente y con muchísimo cuidado el paño, esforzándose en arrancar el mínimo posible, para sacar a la superficie un terciopelo de fieltro, suave y calentito, muy apretado. Labor que sólo se podía hacer con el cardo cultivado
Únicamente con este cardo se podía desbrozar las briznas de lana desde lo más profundo de la tela para enderezarlas y amontonarlas en centenares de pequeños cabellos de ángel y todo ello sin dejar jamás la trama al desnudo. Posteriormente se procedía a un afeitado con unas tijeras especiales que pesaban casi quince kilos.

 photo f8d6ee23-7708-49ed-9e59-5c2809095817_zpswebthhjt.jpg
Dipsacus es un género de planta con flor de la familia Caprifoliaceae .  Los miembros de este género se conocen como cardos. El género incluye unas 15 especies de plantas,soliendo ser las herbáceas con flor más altas. Son bienales, creciendo a 1-2,5 metros de alto. Son  nativas de Europa, Asia y el norte de África.
El nombre del género se deriva de la palabra sed de agua y se refiere a la formación de las hojas sésiles en su unión al tallo. El agua de lluvia se puede acumular en este receptáculo; esto puede llevar a cabo la función de prevenir chupadores de savia de insectos tales como pulgones o de  babosas que puedan subir por el tallo. 
Los cardos se identifican fácilmente por  su tallo y hojas espinosas, y la inflorescencia de color púrpura oscuro de color rosa o lavanda, flores que forman una cabeza en el extremo del vástago . La inflorescencia es ovoide, de 4-10 centímetros de largo y 3-5 cm de ancho.
Las primeras flores comienzan abertura en un cinturón alrededor de la mitad de la inflorescencia esférica u oval, y luego secuencialmente se abre  hacia la parte superior e inferior, formando dos bandas estrechas. La cabeza seca persiste después, con pequeñas semillas que maduran a mediados de otoño.
Con esta fórmula se puede saber el número de flores o semillas que pueden tener una cabezuela:  N = (186,5 x L) – 27.  Siendo N el número de semillas y L la longitud de la cabezuela. Como se puede ver es una planta muy estudiada por cuestiones obvias

Las semillas son una importante fuente de alimento de invierno para algunas aves, en particular el Jilguero, cuyo nombre científico deviene, precisamente del cardo: Carduelis carduelis.

Esta labor requería grandes plantaciones de cardos cuyas cabezuelas se utilizarían para este fin. En un primer momento estas cabezuelas se colocaban en una cruceta en cuya parte superior se solían colocar unas diez. Y de esa manera se procedía manualmente a rastrillar el paño. Labor realizada por adultos, pero con niños ayudando al objeto de quitar la pelusa de lana que se quedaban entre las espinas de las cabezuelas del cardo.
Para hacernos una idea de esta labor basta con recordar que era necesario, para pechar el paño, el dar más de 40.000 “zarpazos” en una tela para paño de lana normal o 140.000 en un paño súper fino.

 photo cicuta067_zpscc6147f0.jpg
Estas hojas de las cardanchas, otro de sus nombres comunes, son opuestas y carecen de pecíolo siendo glabras y espinosas. Al ser opuestas y carecer de pecíolo hacen que se suelden al tallo formando un cuenco que retiene el agua proveniente de la lluvia o del rocío.
Esta cualidad produce que determinados insectos se ahoguen en el agua retenida. Alguno botánicos consideran que el producto descompuesto del insecto en el agua podría ser absorbido por esta planta. De ser así nos encontraríamos ante una planta proto-carnívora.

Todo ello requería extensas plantaciones de cardos (cardales) muy extensos en Francia y en la Península en la zona de Alicante y Cataluña, lo que originó un próspero negocio en el que incluso los agricultores llegaron a cambiar los sembrados de cereal por las plantaciones de cardos, para su posterior exportación a países como Alemania, Bulgaria, Holanda, Italia, países bálticos, etc.

Incluso llegó con la industrialización, a partir de 1830, la combinación de máquinas de vapor con cabezuelas de cardo para agilizar el trabajo manual.

 photo 2016-04-172014.01.21_zpsvj5qzalr.jpg
Fotografía realizada en el Museo de Boinas de La Encartada, (Balmaseda). Se observan las hileras de las cabezuelas de cardancha dispuestas en la máquina.

Sin embargo, esta industria del paño fino fue en declive, suponiendo si acaso su salvación la elaboración de piezas de fieltro para la fabricación de papel, la de telas para billares y fundamentalmente el renacimiento del tejido tipo Loden.

En fin, un ejemplo de como la Naturaleza  creó un tejido acudiendo a la ganadería ovina y a la aplicación etnobotánica del cardo.